Features

El temple es uno de los productos más utilizado tradicionalmente para pintar paredes. Hasta la aparición de las modernas pinturas plásticas, era el material más cómodo y barato de utilizar.

 Es una pintura que se vende de dos formas: o en polvo preparado para diluir en agua o ya mezclada con agua, en forma de pasta muy espesa para ser diluida según requiera el acabado que se haya elegido. El temple en pasta tiene la ventaja de diluirse mucho mejor y no hacer grumos, ya que viene homogeneizado de fábrica. Se vende en bolsas de 2 a 50 kilos, con tamaños intermedios de 5, 10 y 25 kilos.Su precio es mucho más barato que el de cualquier pintura plástica. Sin embargo, sus propiedades también son claramente inferiores: no es en absoluto lavable, tiene peor agarre sobre paredes sin preparar adecuadamente y es blando (se raya fácilmente). Es la pintura adecuada para repintar a menudo una habitación. Sin embargo, cuando se desea una pintura más resistente, con mejor agarre, que no amarillee y que se pueda lavar, hay que recurrir a las pinturas plásticas o a los esmaltes.

 

Read 2117 times
Rate this item
(0 votes)

About The Author

Pintores profesionales

Empresa de pintores economicos situada en Madrid